CategoríaAudio y música

Life vest under your seat

Life vest under your seat
chaleco salvavidas
bajo tu asiento
life vest under your seat.

Tienes 35, aparentas 16,
no tomas decisiones, dejaste de crecer.

Vives con tus padres: no pagas alquiler,
la ropa siempre limpia, te sirven el café…

Buscas en el metro, debajo del mantel,
no encuentras el modelo que esperabas de mujer.

Ignoras dónde y cuándo, no sabes nunca quién,
no entiendes nada y todo te parece bien, bien, bien…

Algo siempre falta y tú nunca sabes qué,
te basta con pisar la huella usada de otro pie.

Ni sientes ni padeces… ¿Por quién y para qué?
La tele y su basura son el credo de tu fe.

Te aburre la lectura, te asusta la vejez
y cual gallina ciega te tropiezas y no ves.

Amigo de los cuentos: te fías del poder
y votas al que ignoras que al final te va a joder.

—Pedro Guerra
Bolsillos (2004)

Escaramujo

1) Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental… 2) La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales…

—Declaración Universal de los Derechos Humanos

¿Por qué la tierra es mi casa?
¿Por qué la noche es oscura?
¿Por qué la luna es blancura
que engorda como adelgaza?
¿Por qué una estrella se enlaza
con otra, como un dibujo?
Y ¿por qué el escaramujo
es de la rosa y del mar?
Yo vivo de preguntar:
saber no puede ser lujo.

El agua hirviente en puchero
suelta un ánima que sube
a disolverse en la nube
que luego será aguacero.
Niño soy tan preguntero,
tan comilón del acervo,
que marchito si le pierdo
una contesta a mi pecho.
Si saber no es un derecho,
seguro será un izquierdo.

Yo vine para preguntar
flor y reflujo.
Soy de la rosa y de la mar,
como el escaramujo.

Soy aria, endecha, tonada,
soy Mahoma, soy Lao-Tsé,
soy Jesucristo y Yahvéh,
soy la serpiente emplumada,
soy la pupila asombrada
que descubre como apunta,
soy todo lo que se junta
para vivir y soñar;
soy el destino del mar;
soy un niño que pregunta.

Yo vine para preguntar
flor y reflujo.
Soy de la rosa y de la mar,
como el escaramujo.

—Silvio Rodríguez
Rodríguez (1994)

A %d blogueros les gusta esto: