Ayer encontraron el cuerpo sin vida del guitarrista en un Hotel de la Costa del Sol con tan solo 58 años. Os dejo una actuación con B.B. King en la que ambos interpretan una de las mejores versiones que he escuchado nunca del clásico “The Thrill Is Gone”. Una despedida-homenaje a uno de mis guitarristas de referencia y uno de los mejores de estos tiempos.

Adiós Gary.